Una gobernanza responsable

Comprometida y responsable

Comprometidos  desde hace muchos años con el terreno de las inversiones responsables, Groupama AM afirma en este sentido su convicción de que un emisor es mucho más eficaz cuando integra en el núcleo de su estrategia de gestión, desafíos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ISR).

Nuestra visión responsable de las finanzas se expresa también a través de un estructurado sistema de control que permite monitorizar y proteger las inversiones y valorar en cada momento la exposición al riesgo de nuestros partícipes. Asimismo, herramientas de construcción de cartera eficaces y reconocidas permiten optimizar los presupuestos de riesgos en cada caso.

Por último, nuestro compromiso con los clientes y partícipes se ve reforzado por una gobernanza transparente, consistente, y proactiva.

Nos guía un fuerte compromiso con cada cliente

El objetivo principal de Groupama Asset Managmente es proteger los intereses de los partícipes en cada momento. Existen objetivos diferentes para cada cliente, y estos son integrados en un enfoque de conjutno que busca ofrecer seguridad y derenidad a la hora de gestionar las inversiones.

Un proceso basado en la proximidad

Groupama Asset Management ha hecho de la proximidad el núcleo de su relación con los clientes. Esta proximidad del día a día nos permite proveer a los clientes de información responsable de forma reactiva, así como identificar benchmarks o referencias específicas que determinen la adaptación de nuestros servidios a los diferentes desarrollos regulatorios, tales como Basilea 3 y Solvencia 2. Cada cliente está al día en términos de mercados financieros así como de los diferentes productos disponibles en cada momento.

Una política optimizada en ejecución de órdenes

La ejecución de una orden por parte del cliente es objeto de medidas in-house muy estrictas en el seno de Groupama Asset Management , siempre con el objetivo de maximizar y controlar los resultados. La política de optimización se basa en cinco reglas, cinco compromisos de Groupama AM:

  1. Un establecimiento de procedimientos con el fin de obtener el mejor resultado posible;
  2. Una adecuada comunicación de información específica (sobre acciones, capitales, rentabilidades, inversiones, rendimientos…) relevante según el tipo de cliente;
  3. Una apropiada aplicación de las políticas de ejecución que respeten las diferentes categorías de clientes, instrumentos financieros y transacciones;
  4. Demostración a los clientes de que las órdenes ejecutadas en su nombre han sido de acuerdo con dichas políticas;
  5. Una revisión de las políticas de ejecución de forma regular y con cada cambio significativo en los mercados.

Este proceso cumple con la puesta en aplicación de la Directiva de los Mercados de Instrumentos Financieros (Directiva MIF: conferencia del AMF), aplicable desde el 1 de noviembre de 2007.

Selection and execution policy 2018

Report on brokerage fees

Remuneration policy

Conflict of interests management policy 2017

Reporting RTS 2018

Orientados en el sentido de un compromiso con el partícipe

Este compromiso es un elemento estratégico del sesgo ISR de Groupama Asset Management en el marco de su proceso de responsabilidad fiduciaria y social ante sus clientes. Este enfoque proactivo hace de Groupama AM, mediante sus acciones e iniciativas, un verdadero actor del progreso en materia de responsabilidad social.

Un proceso estructurado

El compromiso con el partícipe se tiene en cuenta en todo el conjunto de acciones o iniciativas que pueda llevar a cabo un actor como Groupama AM para guiar a las empresas a un nivel de responsabilidad social mejor, alentándolas a mejorar sus prácticas ISR. Para Groupama AM, este compromiso tiene 3 direcciones fundamentales:

  1. La búsqueda de un diálogo permanente con las empresas en las que están invertidas sus carteras; este diálogo constituye el mejor medio de favorecer la evolución de las prácticas de las sociedades. Cada reunión constituye una ocasión privilegiada para preguntar a la empresa sobre sus principales desafíos ISR y comprender la manera en la que responde a los mismos;
  2. La participación en debates de expertos sobre la temática, en los que Groupama AM mantiene un papel importante animando diferentes think-tanks;
  3. La realización de estudios y de trabajos ad hoc.

Una política de voto dinámica

Votar en las juntas generales es, para Groupama AM, algo vital en cualquier gestor activamente responsable, y forma parte integral del proceso de gestión. A través de su política de voto, Groupama AM alienta a las empresas a ir más allá de las restricciones regulatorias para promover un crecimiento de las inversiones a largo plazo.

Groupama AM también alienta la difusión de las mejores prácticas de gobernanza y de deontología profesional, el desarrollo económico, la cohesión social y la protección del medioambiente.

Las líneas directrices de voto son revisadas cada año, ya que es importante tener en cuenta todas las evoluciones que puedan afectar a una empresa o un sector: evolución de las leyes y reglamentos de finanzas, evolución de los códigos de gobernanza, integración de nuevas prácticas en los mercados, así como de las recomendaciones de diferentes estudios internos.

Voting policy

Report on voting 2017

Shareholder Commitment 2017

Policy for the funding of third-party research 2018

La exclusión sistemática de armas controvertidas

El compromiso de Groupama Asset Management va mucho más allá de estas exclusiones, decididas tras la puesta en marcha de nuestra metodología de selección de los emisores. En práctica desde el 1 de mayo de 2009, el grupo sigue una política estricta en términos de exclusión en materia de inversiones en empresas reconocidas o implicadas en actividades asociadas con las bombas de racimo (BASM, por sus siglas en francés) y/o las minas antipersona (MAP), normativa que se aplica en el conjunto de las carteras gestionadas. Esto aplica a las actividades de producción, almacenaje, distribución y comercialización.

 

Los riesgos bajo control

Asegurar la protección de las operaciones financieras es una preocupación capital en Groupama Asset Management. En este sentido el grupo ha optado por un esquema específico en términos de control interno, a través de equipos especializados. Estos equipos dedicados son los encargados de la limitación de los riesgos y del control de las diferentes etapas del proceso con el fin de garantizar a cada cliente una seguridad total de sus inversiones.

La Dirección de riesgos, a cargo del segundo nivel de control de los riesgos de inversión (gestión financiera de las carteras OPC y mandatos) está organizada en torno a dos funciones complementarias: Management Framework Control (cumplimiento de los límites de inversión tanto reglamentarios como específicos) y el Risk Management (control de los riesgos de gestión financiera).

El equipo de Conformidad asegura el control de los riesgos reglamentarios, jurídicos y reputacionales. El control interno evalúa y supervisa por su parte los riesgos operativos. Finalmente, el CISO (Chief Infomation Security Officer) está a cargo del control de los riesgos asociados a la seguridad de los sistemas de información.

Con el fin de velar por una perfecta aplicación de los procedimientos internos y de cubrir los diferentes tipos de riesgos, se han establecido asimismo tres comités:

  • Comité mensual de riesgos: trata los riesgos asociados a la gestión financiera de las carteras. Cada trimestre, este comité asume además una dimensión muy estratégica con la participación del Director General, de los responsables de las tres direcciones operativas de Groupama Asset Management (desarrollo, gestiones, actividades de soporte) y la del Director de Auditoría, Control y Jurídico;
  • El comité de control interno: asegura la coherencia y la eficacia del conjunto del dispositivo de control interno;
  • El comité de auditoría: recibe y examina las cuentas anuales, el informe sobre la evaluación del dispositivo de control interno, las actividades de la auditoría interna, del control interno, de la conformidad y del RSSI.